domingo, 3 de abril de 2016

Proyecto: "Marta puede tocar la guitarra" (Segunda Parte)

Resumen

En esta segunda parte, se explica y relata con detalle el proceso educativo de Marta, desde el momento en que ya empieza a recibir sus clases de Antonio Calero en el ámbito del Conservatorio Francisco Guerrero. No obstante, como alumna no-inscrita oficialmente en el centro.

Objetivos

Continuar con el proceso educativo de Marta, ya expresado en la primera entrega.

Cuerpo

A comienzos del curso 2013-2014 y pesando en el trabajo que mi hijo Sergio había hecho con Marta durante algo más de dos años, en un primer momento me lamentaba que ese trabajo se quedara incompleto y que el aprendizaje tan felizmente realizado por Marta quedasen en vía muerta. En ese momento se me ocurrió la idea de intentar seguir dándole yo su formación musical y asumir en primera persona los estudios musicales y guitarrísticos de Marta, intentando sacar dos horas semanales de mi horario no lectivo o vinculado con proyectos alternativos en lugar de guardia o en la reducción horaria de dos horas semanales para los profesores mayores de 55 años.

Una vez que le di forma al proyecto, lo fui comentado primero con Marta y sus padres, los cuales todos, reaccionaron con gran entusiasmo y agradecimiento. Eso me dio pie y ánimos para presentarlo al Equipo Directivo del conservatorio, más en concreto al Jefe de Estudios D. Pedro Luis Benítez y al propio director de entonces D. Albert Suñiert. La reacción de los compañeros fue muy receptiva y animadora para emprender este proyecto en el ámbito de nuestro conservatorio. Decir también que D. Gregorio, padre de Marta, solicito una entrevista con el inspector de turno para expresarle su interés, deseo e ilusión que el proyecto se llevará a cabo.

Todos los contactos y solicitudes fueron favorables y comenzaron las clases con una intensidad semanal de dos horas.

Desde el primer momento me plantee el trabajo con Marta para que los resultados fueran de alta calidad y rigor académico, y no un trabajo meramente caritativo y amistoso hacía a una persona presuntamente limitada en sus capacidades. Dedicábamos una hora a la asignatura de Lenguaje Musical, y la otra hora propiamente al instrumento guitarra.

Aunque el trabajo realizado con Sergio fue hecho con calidad, yo me preocupe de revisar todos los contenidos y conocimientos buscando algún posible fallo o perfeccionamiento de lo anteriormente trabajado por algún lado, y asegurándome especialmente de que tanto los contenidos teóricos como prácticos fueran de la mayor calidad posible asimilados por la alumna.

Me llamo la atención que Marta ponía gran entusiasmo en el aprendizaje, voluntad e interés.

No recuerdo que faltara a ninguna clase y el grado de puntualidad a las mismas llamaba la atención porque o bien llegaban a la hora en punto o entre tres y cinco minutos antes.

Yo en todo momento, procuré y procuro darle un lado amable y cordial a nuestra relación alumna-profesor. Esto se hace extensivo a Gregorio, que cada semana y cada clase acompaña a Marta, el cual realiza una labor complementaria a mi trabajo encomiable. En casa, Gregorio trabaja con Marta y refuerza el aprendizaje que hace en clase así como los ejercicios y tareas que semanalmente le pongo a la alumna. Puedo decir que ella es risueña, simpática y empatiza fácilmente con todos mis alumnos si se da el caso.

Lógicamente en los dos últimos años ha alcanzado unos grandes progresos, en comparación con los primeros momentos en los que empece a trabajar con ella.

En Lenguaje Musical, potenciamos ejercicios de reconocimiento y lectura a primera vista de las notas y sus distintos nombres en el pentagrama. Reforzamos la teoría del solfeo mediante los libros de la Sociedad Didáctico Musical. No hemos hecho nunca ejercicios de dictado musical ya que según parece Marta tiene dificultades para reconocer la entonación de los sonidos, tanto para discriminarlos si alguien los produce o para ella misma entonarlos.
En cuánto al sentido rítmico lo trabajamos con ejercicios desde el primer momento, produciéndose grandes progresos y afianzamiento de su captación y reproducción. Pasando a describir los estudios y trabajos de Marta con el instrumento guitarra, verifique y constate de la etapa trabajada con Sergio detalles de calidad postural con respecto a la relación del cuerpo con la silla o asiento y con el instrumento guitarra. También colocación de ambas manos, perfeccionando tales cualidades con ejercicios solo para la mano derecha y después con ambas manos.
Cuidamos de que obtuviera sonidos limpios, claros, sin ruido y largos. El trabajo estaba planteado en principio sobre una guitarra de menor tamaño que la convencional, osea sobre una guitarra cadete. Esta fue sustituida por una guitarra tamaño normal meses más tarde.

La memoria fue potenciada desde el primer momento como propia cualidad en si misma de cara a hacer música, así como para alcanzar una mayor soltura y poder centrarse en los aspectos técnicos de la guitarra, es decir, colocación y coordinación de manos, producción del sonido, así como reconocimiento del nombre de los treinta primeros sonidos en el primer cuádruplo de trastes de la guitarra.

Es el momento de señalar mi grata sorpresa permanente de como Marta supera los hipotéticos límites semana a semana. Mi capacidad de sorpresa sigue cada semana desbordándose por los progresos tan favorables que sigue alcanzando Marta.
A finales del primer curso Marta toco en público tanto en el Salón de Actos de nuestro conservatorio, así como en el Centro Cívico del Parque Alcosa. En ningún momento mostró timidez ni resistencia a presentar sus progresos ante el público. Tengo la sospecha que le gusta bastante hacerlo y siempre salio naturalmente airosa de esas pruebas-exámenes.

Por todo ello, el primer curso que trabajamos juntos fue de la mayor satisfacción mostrado por los resultados.
Durante el segundo curso, esto fue en 2014-2015 continuamos todo el plan de trabajo afianzando lo conseguido en el primer curso, y continuando ampliamente todos los frente a tratar, es decir, en Lenguaje Musical, reconocimiento de notas (líneas, espacios y notas adicionales), sentido rítmico, lectura en compases de 2/4, 3/4 y 4/4, teoría de la música, etc.
En el apartado instrumento Guitarra, reforzamiento de lo hasta entonces alcanzado y ampliación de ejercicios y estudios, progresivamente más complejos y difíciles. Los métodos empleados hasta el momento, han sido el de Daniel Fortea y las Primeras Lecciones para Guitarra de Julio Salvador Sagreras. Nuevamente hubo oportunidad de que Marta tocará en público el día 20 de mayo de 2015 con motivo de una conferencia que yo mismo dí ese día en nuestro conservatorio, a la cual titule Reflexiones amables sobre los Estudios de Guitarra en las Enseñanzas Elementales y Profesionales. Como decía, allí pudo Marta demostrar sus importantes progresos hasta ese momento.
Termino aquí mi descripción de este hermoso proyecto titulado “Marta puede tocar la Guitarra”, dejando para el tercer informe la explicación de todo lo que hemos trabajado en este curso, sus progresos y proyectos para los próximos meses a realizar.



PROFESOR RESPONSABLE DE ESTE PROYECTO:



ANTONIO CALERO VALVERDE




SEVILLA, VIERNES 30 DE MARZO DE 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada